Noticias

Capacitación sobre Migración, Género y Derechos

Los jueves 27 de octubre y 3 de noviembre, CAREF llevó adelante en el Municipio de Tres de Febrero la “Capacitación sobre Migración, Género y Derechos”, que se enmarca en el proyecto “Cerrando Brechas para erradicar la violencia contra las mujeres” que CAREF lleva adelante junto al Equipo Latinoamericano de Género (ELA), Mujeres en Igualdad (MEI), Asociación Siglo XXI y los municipios de San Pedro de Jujuy y Fontana, Chaco, gracias al apoyo financiero de la Unión Europea.
 
La actividad fue organizada en conjunto con la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires y la Dirección de las Mujer y Políticas de Género del Municipio de Tres de Febrero.
 

Asistieron unas 60 personas, entre las que se encontraban presentes integrantes del área de la Mujer y Política de Género, de Tercera Edad, de Infancia, Adolescencia y Familia, Discapacidad, Comisaría de la Mujer, promotoras de salud, referentes barriales y directoras de jardines municipales, entre otros.

invitación_talleresTresdeFebrero

Share

Taller sobre derechos de las personas migrantes junto al Programa Atajos y el Paebyt

El 24 de octubre, CAREF participó del taller sobre derechos de las personas migrantes que se realizaron en conjunto con el Programa ATAJOS (Agencias territoriales de acceso a la justicia) y el PAEBYT (Programa de Alfabetización, educación básica y trabajo), en los que contamos con la participación de los y las estudiantes de las diferentes sedes del Paebyt en el Bajo Flores.

 

A partir de lasatajos1 experiencias migratorias de estos/as, conversamos sobre las dificultades que pueden afrontan las personas al migrar, los derechos que garantiza la ley y las herramientas disponibles para defenderlos.

 

Share

Participación en la “Mesa de Alto Nivel. Una respuesta de América Latina a la crisis global de refugiados y los flujos migratorios masivos”

La coordinadora de CAREF, Gabriela Liguori, participó de la “Mesa de Alto Nivel. Una respuesta de América Latina a la crisis global de refugiados y los flujos migratorios masivos: De compromisos a resultados” que se realizó en Bogotá, Colombia durante los días 13 y 14 de octubre.

La actividad estuvo organizada por Asylum Access América Latina (AALA) y Diálogos y Estrategias, con el apoyo de la Universidad de Stanford, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Instituto de Política Pública de Derechos Humanos de Mercosur (IPPDH­Mercosur), y el Grupo Articulador Regional del Plan de Acción Brasil (GAR­PAB).

Liguori, se desempeñó como como moderadora de la sesión sobre Acceso a la protección internacional: Una mirada común para mantener las condiciones de seguridad y dignidad en los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes, donde expusieron:  Jacques Ramírez de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR); Karina Sarmiento de Asylum Access América Latina (AALA) y Diego Morales del Centro de Estudios Legales y Sociales, CELS. El objetivo fue evaluar y discutir los resultados de la reunión de Naciones Unidas que se realizó el 19 de septiembre en Nueva York en relación a los desafíos de los grandes movimientos migratorios mundiales. En la Mesa de Alto Nivel se profundizó la construcción de una mirada común ante los desafíos globales y el rol que puede jugar América Latina al respecto.

 

Share

Taller: Violencias contra las mujeres migrantes

(3 de octubre de 2016)

El jueves 29 de septiembre se realizó el primer encuentro del Taller Violencias contra las mujeres migrantes: estrategias a nivel de las políticas públicas locales. La capacitación se realizó en el marco del proyecto “Cerrando Brechas para erradicar la violencia contra las mujeres” que CAREF lleva adelante junto al Equipo Latinoamericano de Género (ELA), Mujeres en Igualdad (MEI), Asociación Siglo XXI y los municipios de San Pedro de Jujuy y Fontana, Chaco, gracias al apoyo financiero de la Unión Europea. La actividad fue organizada en conjunto con la Subsecretaría de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires y la Dirección de Derechos de las Mujeres y Equidad de Género del Municipio de Lomas de Zamora.

oct 2016 2

Durante la jornada, “Introducción general derechos de las personas migrantes”, se trabajó en torno a la Ley 25.781,  se abordaron cuestiones generales para la radicación de personas provenientes del Mercosur y  extra-Mercosur. Por último realizamos un ejercicio grupal en base a noticias periodísticas para la deconstrucción de mitos en torno a las personas migrantes.

Participaron del encuentro unas 40 personas, entre las cuales había profesiones de diversas disciplinas del Área de Género de la Secretaría de Desarrollo Social y del Área de Salud del Municipio, además de referentes barriales y de organizaciones de mujeres migrantes.

oct 2016 4

Share

Taller sobre discriminación y derechos de las personas migrantes para chicos y chicas

El pasado 15 de Septiembre realizamos un taller en la Escuela Nº12, convocados por los ATAJOS (Agencias territoriales de acceso a la justicia).
El taller sobre discriminación y derechos de las personas migrantes estuvo destinado a estudiantes de 6to grado. Allí contamos con la participación de personas imigrantes invitadas, provenientes de Colombia, Paraguay y Bolivia.
A partir de sus historias de vida, se compartieron también las historias migratorias familiares de algunos/as estudiantes.
atajo sept
atajo sept2
Share

Debate: “Refugio y Resistencia: El refugio palestino desde la mirada de los ex presos políticos”

En el marco de la Semana y Foro de Solidaridad con los presos políticos palestinos, se realizó en CAREF el debate: “Refugio y Resistencia: El refugio palestino desde la mirada de los ex presos políticos”.

La actividad contó con la participación del Embajador del Estado de Palestina en la República Argentina, Husmi Abdel Wahed; la Presidenta de la Federación de Entidades Argentino-Palestinas, Tilda Rabi; el Presidente de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), Néstor Miguez; el Presidente de la Iglesia Evangélica Luterana Unida (IELU), Gustavo Gómez Pascua; la Asesora de los centros y obras de servicio en Argentina de la Iglesia Evalgélica Valdense del Río de la Plata (IEVRP), Yanina Vigna; la Presidenta de la APDH, Gisela Cardozo; el Secretario de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, José Schulman; el Presidente  y la Secretaria de la Junta Directiva de CAREF, Edgardo Malán y Susana Jacob; la coordinadora general de CAREF, Gabriela Liguori, junto con integrantes del equipo técnico.

 

Share

Declaración de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur ante la apertura del centro de detención para migrantes

Compartimos la declaración de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur:

 

Sobre la Construcción de un Centro de Detención para migrantes en Argentina

La Coordinadora de Centrales Sindicales alerta a la población de la región

La Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur somos consciente de esta nueva embestida del Neoliberalismo en la región y sobre los gobiernos de nuestros países, en algunos casos estas avanzadas tienen forma de Golpe, como el ocurrido en el día de ayer en el senado brasileño, una pantomima para ocultar el premeditado Golpe a un gobierno elegido democrática y legítimamente por su pueblo.

Los poderes concentrados no perdonan la soberanía de nuestros pueblos y las conquistas conseguidas y es por ello, que buscan formas más o menos legales de socavar y retrotraer el desarrollo de estos procesos de construcción de bases sociales y de derechos humanos.

La CCSCS venimos a expresar nuestra preocupación y a denunciar la reciente decisión de crear un Centro de detención para migrantes en Argentina, tal como ha sido establecido en un Convenio firmado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la Dirección Nacional de Migraciones, que tendrá vigencia a partir del 1 de septiembre de este año. Dicho Centro tendrá como finalidad retener a aquellos inmigrantes en situación “irregular” en nuestro país, como paso previo a su expulsión, y será la Policía Federal quien tendrá a su cargo el traslado y custodia de los extranjeros retenidos.

Este “establecimiento” sería el primero de su tipo y características en la región, lo que estaría inaugurando el establecimiento de políticas ya conocidas en otras regiones que justamente no se destacan por el trato humanitario con los migrantes.

En relación a la cuestión de las migraciones suelen prevalecer dos tipos de visiones. A una visión basada en una perspectiva de Derechos Humanos, donde se pone el foco en la integridad y la libertad de las personas, entendiendo a los migrantes como un factor de desarrollo para los países; se le contrapone una visión basada en una dimensión securitaria, donde las migraciones relevan del ámbito de la seguridad pública, lo que tiene como correlato la criminalización y estigmatización del migrante.

Nuestro país, a partir de la sanción de la ley 25.871 en el año 2003 y de su decreto reglamentario 616/10, ha estado a la vanguardia en materia de promoción de una visión basada en Derechos Humanos para personas migrantes, siendo incluso reconocida nuestra legislación como modelo para las Naciones Unidas, la OEA, entre otros organismos. Dicha legislación que fue promovida por un amplio consenso entre sectores sociales, políticos y académicos, ha consagrado el derecho a migrar y ha  hecho prevalecer el principio de la no detención del migrante por motivos de irregularidad administrativa.

Consideramos que la creación de un Centro de detención para personas migrantes implica un claro retroceso en relación al enfoque basado en derechos humanos para abordar las migraciones, ya que vuelve a poner el eje en considerar las migraciones como una cuestión que releva del ámbito de la seguridad nacional y del control del delito, lo que nos recuerda a las épocas de la Ley Videla, donde la respuesta estatal se basaba en detenciones, expulsiones y  prevalecía una política restrictiva de los derechos de las personas migrantes. Las consecuencias negativas de este tipo de políticas sobre la libertad y dignidad de las personas, sobre sus derechos y sobre las posibilidades de integración de nuestros países ya son por todos conocidas.

Es por esta nueva interpretación que se hace sobre la ley migratoria, que por una parte lleva a un límite extremo de seguridad y control de las irregularidades, que creemos que oculta otras intenciones donde el Migrante es un factor de peligro convirtiéndolo en un blanco de estigmatización y por otra parte el Estado se aleja del rol garantizador y facilitador de la regularización del migrante.

Es en este sentido que las centrales sindicales argentinas se encuentran en estado de alerta y el resto de las centrales obreras hermanas de la región  se unen contra el avance de un enfoque que criminaliza las migraciones en la región.

 

Para descargar el texto:

Denuncia de la CCSCS sobre Carceles para Migrantes en Argentina

Página web CCSCS

Share

Golpe a la democracia en América Latina

La destitución de la presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, representa un hecho de extrema gravedad institucional y un retroceso para las democracias de la región. Esta drástica medida, votada por el Senado de ese país, avasalla los 54 millones de votos de la ciudadanía que la reeligió en 2014 y afecta negativamente la garantía de los derechos humanos en Latinoamérica.

Como expresaron también otros organismos de derechos humanos de la Argentina, este golpe institucional marca otro revés en América Latina, tras los hechos de Honduras en 2009 y de Paraguay en 2012, sumado a otros acontecimientos que incluyen formas vio­lentas en Bolivia y Ecuador.

En todos los casos, el denominador común es la vuelta al pasado en materia de po­líticas económicas y sociales, junto con el debilitamiento o el intento de disolución de los organismos de integración regional como el Mercosur, la Unasur y la Celac.

La consolidación de la articulación nacional, regional e internacional de las organizaciones de derechos humanos es uno de los desafíos a asumir en este escenario de deterioro de las instituciones democráticas.

 

 

Compartimos algunos de los comunicados de organizaciones de derechos humanos de Argentina:

Comunicado CELS

Comunicado APDH

Comunicado LIGA ARGENTINA POR LOS DERECHOS DEl HOMBRE

 

Share

Inmigración en Argentina: ¿Retener, detener, deportar?

Para soluciones a corto, mediano y largo plazo ¡mejor documentar!

Hace más de 40 años que personas de todo el continente sudamericano eligen “venirse a la Argentina” para trabajar. Muchas se emplean en la construcción, en hospitales, en restaurantes, en oficinas, en quintas, en escuelas, en asociaciones, en comercios, en talleres textiles, en talleres mecánicos, en fábricas, en farmacias, en supermercados, en geriátricos, en call-centers, en casas de familia…

Entre 2004 y 2014 casi un millón de extranjeros regularizaron su situación migratoria: consiguieron “los papeles” (el DNI de residente), muchos después de diez o quince años de indocumentación. ¿Por qué tantas personas obtuvieron sus papeles en tan poco tiempo?  Porque pudieron.  En 2003, la ley migratoria estableció requisitos razonables y los inmigrantes demostraron su voluntad de cumplirla regularizando su situación masivamente. Esperaron meses por los turnos ante la Dirección Nacional de Migraciones, hicieron horas y horas de colas, presentaron cantidad de papeles sellados (incluyendo la carencia de antecedentes penales), pagaron tasas migratorias y volvieron a esperar meses hasta tener el DNI en sus manos. Demostraron que nadie quiere estar irregular, nadie quiere estar sin documentos.

Según el Censo Nacional de Población de 2010, en Argentina residen 1.800.000 personas extranjeras, que representan el 4,5% de la población total.

En los últimos tiempos también llegaron personas de otros países: China, Taiwán, República Dominicana, Senegal, Corea, México, Filipinas, la India… Algunas de ellas lograron “los papeles” y otras no, pero todas desean regularizarse y lo intentan por todas las vías posibles. A algunas les falta un sello de ingreso (otro día contaremos por qué), otras trabajan “en negro” o son cuentapropistas, otras más lograron un primer DNI de residente temporario (que vence a los 12 o 24 meses) pero no lo pudieron renovar –también otro día contaremos por qué… Todas estas personas (las que pueden documentarse y las que no) vienen a Argentina porque muchas razones: para trabajar (¡claro!), pero también porque aquí viven sus padres, sus hijos, sus hermanos o sus primos, o porque se enamoraron, o porque quieren recorrer, o estudiar… Saben que será duro, que tendrán que esforzarse (y mucho), que extrañarán (también mucho) y probablemente muchas veces dudarán de su decisión.

Si en este panorama de incertidumbre hay personas que no se pueden documentar (no porque no quieran, sino porque los requisitos para hacerlo no guardan relación con la vida real y cotidiana de la gente común y corriente), y además las que no se documenten serán detenidas (perdón, “retenidas”) y luego deportadas, nosotros los argentinos, los nativos, los que no somos inmigrantes, nos estamos comprando unos cuantos problemas. ¿Qué problemas? Todos los problemas que nacen de la desigualdad, de la injusticia, del enojo y de la frustración. Ciertamente, la irregularidad migratoria genera problemas inmediatos para los inmigrantes, pero también inmediatos, a mediano y largo plazo para toda la sociedad: explotación, trabajo informal (con su mengua de aportes a los sistemas jubilatorios y de salud), deterioro de viviendas y de espacios urbanos, informalidad comercial, evasión de impuestos, menor participación en la vida social y comunitaria, etcétera, etcétera, etcétera. Incluso trata y tráfico de personas, dos fenómenos complejos pero vinculados a las dificultades para migrar legalmente.

Aunque suene increíble, existe un único remedio probado, económico y eficaz para la irregularidad migratoria: la documentación mediante requisitos razonables.  La prueba más contundente es nuestra propia historia: la Ley Avellaneda (de 1876) que tanto nos enorgullece fue una máquina de regularización de extranjeros. Para los nativos de ese entonces, esos inmigrantes eran grandes extraños, con otros idiomas, otras costumbres y otros usos, pero apostaron por ellos garantizándoles todos los derechos civiles. A menudo se escucha que los argentinos (algunos) son descendientes de inmigrantes europeos, y se valora muy positivamente ese origen. A no confundirse: no son principalmente descendientes de migrantes europeos, sino descendientes de migrantes documentados. Hoy en día, con otros argentinos y otros extranjeros, el desafío es el mismo: documentar e igualar como vía a una sociedad más justa y por ende menos violenta.

Un mejor presente es un mejor futuro.

 

Acceder al documento:

Inmigración en Argentina: ¿Retener, detener, deportar?

 

Share